Los Arándanos Rojos o Cranberries (Vaccinium macrocarpon)

  Llamado así porque cuando está en flor, la planta se parece a la cabeza de una grulla, y los colonos europeos qe se establecieron en 1620 en la costa Este Norteamericana le dieron el nombre de Crane Berry (baya grulla), que posteriormente se convirtió en cranberrie.

   Los cramberries, a diferencia de los arándanos rojos europeos, tienen una carne más dura y clara, con un sabor intenso y una nota ligeramente amarga.

   Los Arándanos frescos se degustan de octubre a diciembre. Las bayas secas, el néctar y los demás productos de arándanos están disponibles todo el año.

   Propiedades de los Arándanos Rojos

   Para los aborígenes americanos, los cramberries eran un alimento y una medicina. Hace más de 300 años se usaban para curar heridas y aliviar el dolor. Hoy en día, las propiedades de los cranberries son bien conocidas, en especial su capacidad para evitar las infecciones de las vías urinarias y tracto gastrointestinal, ya que estas deliciosas bayas poseen una cualidad que las hace únicas entre las otras frutas:

          - Efecto Antiadherente:

          Los cranberries contienen materiales vegetales secundarios que hacen que las bacterias no sean capaces de fijarse a la membrana de las mucosas. Esto es lo hace que estas bayas sean únicas. El efecto antiadherente de la Proantocianidina o PAC, hace que las bacterias E.coli (una de las mayores responsables de las infecciones urinarias) fluyan con la orina, evitando así inflamaciones en la vegiga o en los riñones.

          - Potentes Antioxidantes:

          Protegen las células somáticas de la agresión de los radicales libres, que pueden ser causantes del cáncer, la diabetes, arterioesclerosis, enfermedades reumáticas y envejecimiento prematuro de la piel.

   Productos con Arándanos rojos o Cranberries:  (Pincha en los productos)

                                   

                                 

   Recomendaciones de Cocina y Salud:

   - Los Cranberries desecados son muy sabrosos como tentempié, en el muesli, con yogur o con fruta fresca. En muchas recetas se pueden sustituir con arándanos frescos por los desecados y así poder beneficiarte de sus propiedades durante todo el año.

   - Batido refrescante de arándanos rojos y frambuesas:

   Ingredientes: 100g de arándanos desecados, 300 mL de zumo de arándanos, 150 g de frambuesas frescas o congeladas (con fresas obtenemos un buen resultado también), 1 lima, 150 g de kéfir o yogur, edulcorante y hojas de menta para decorar.

   Preparación: Cocer y tapar los arándanos con el zumo durante 4 o 5 minutos. Dejarlos enfriar tapados durante 12 horas. Lavar la lima, rayar la piel y exprimir el zumo. Pasar las frambuesas o fresas por un colador. Colocar los arándanos con su jugo, la piel y el zumo de lima, el puré de frambuesa, el Kefir o yogur y el edulcorante en una batidora y mezclar a la potencia más alta. Verter el batido en copas y servirlas decoradas con las hojas de menta.

             

 

   Dietista: Sandra Varela, Telf: 981 84 98 89

  

  

Portes gratis

Marcas

PayPal

Consejo del día


Descubre el poder revitalizante de la Jalea Real
 
      
20 Consejos útiles para cuando estás a dieta.

 

          
La OPERACIÓN BIKINI comienza en Otoño