Las castañas

Alimento típico del otoño y muy nutritivo

El médico y nutricionista alemán W. Heupke, considerado como un de los fundadores de la nueva escuela de la nutrición moderna, decía que las castañas son "los pequeños panes que proporciona la naturaleza"
Efectivamente, en época de hambre, en las que escaseaba el pan, muchas poblaciones europeas, especialmente en Galicia, sobrevivieron a base de castañas, con cuya harina so puede hacer un sustitutivo del pan. De hecho, la composición de la castaña, que botánicamente es una semilla, se parece mucho a la de los granos de los cereales que se usan en la elaboración de los panes que conocemos.
 

Propiedades:

- Es uno de los alimentos más ricos en hidratos de carbono que nos ofrece la naturaleza (37.4 %), comparable únicamente con los cereales y legumbres. En su mayor parte es almidón, seguido de sacarosa. - - Apenas contiene glucosa ni fructosa.
Contiene también proteínas (2.42 %) y grasas (2.26 %), siendo la mayor parte de ellas nono y poliinsaturadas.
- Todo ello hace que la castaña un alimento calórico, aportando 213 Kcal/100 g, una cantidad bastante superior a la de la patata (79 Kcal/100 g). 
- Aunque es pobre en vitamina E y A, es bastante rica en vitamina C y sobre todo en las del complejo B: B1, B2, B6 y niacina. En conjunto, su contenido en vitamina B es como el trigo.
- Rica en Potasio y pobre en Sodio,lo que la hace un buen alimento para las personas con hipertensión y afecciones cardiovasculares. Contiene también bastante hierro, magnesio, y oligoelementos como el cinc, cobre y manganeso.
 

Indicaciones: 

La castaña actúa en el cuerpo como tonificante muscular, alcalinizante, astringente y galactógena.
Su uso es indicado para los siguientes casos:
-- Estados de fatiga física: para deportistas,...
-- Épocas de crecimiento: es muy calórica y es muy buena fuente de energía.
-- Arterioesclerosis y afecciones cardíacas.
-- Diarreas: especialmente en forma de puré, por su efecto astringente y regulador del tránsito intestinal.
-- Insuficiencia renal: Al ser alcalinizante compensa el ácido úrico que generan en cantidad las personas que la sufren. 
-- Mujeres que lactan: aporta muchos nutrientes a la leche y aumenta su cantidad. 
 
Los obesos o personas con problemas de sobrepeso, al igual que los diabéticos deben comerlas con precaución, por su alto contenido calórico y por su riqueza en hidratos de carbono.
 
 Las castañas no deben ser consideradas como un postre o una golosina, sino como un alimento muy nutritivo y tonificante

Para que nos sientes bien.....Hay un truco!!!! Hay que masticarlas y ensalibarlas mucho

Los hidratos de carbono que contienen, el almidón y la sacarosa, requieren ser atacados por las enzimas digestivas para ser convertidas en azúcares simples y poder pasar a la sangre. Si las masticamos poco, no se humedecen mucho con la saliva y pueden llegar fragmentos no digeridos al intestino gruesos y producir así gases incómodos. 
 

Formas de preparación: 

-- Crudas: sólo son recomendables cuando están muy tiernas. Aún así, hay que masticarlas muy bien, de modo que las enzimas salivares empiezen a digerirlas.
-- Cocinadas: Una vez peladas, se cuecen en agua durante 20 o 30 minutos. Se le suelen añadir algunas hierbas aromáticas y carminativas (que ayudan a digerir los gases) como el comino, hinojo, anis o tomillo.
-- Al horno o a la brasa: se pueden asar con la piel pero haciéndoles un corte para que no exploten.
 
                              
-- Puré de castañas: despues de hervirlas, se machacan con un mortero. También se pueden mezclar con leche.
 
-- Marrón glacé: es un dulce exquisito, típico de Francia, que se elabora con castañas de máxima calidad y clara de huevo.
                                    
 

Portes gratis

Marcas

PayPal

Consejo del día


Descubre el poder revitalizante de la Jalea Real
 
      
20 Consejos útiles para cuando estás a dieta.

 

          
La OPERACIÓN BIKINI comienza en Otoño